Nosotros

La Iglesia de Dios fundada por nuestro Señor Jesucristo en el año 30, en Jerusalem, en la antigua provincia de Judea. Inspirada por el espíritu santo, lleva el nombre de Dios y no el de hombre, sino de Dios. «Columna y apoyo de la verdad» 1a de Timoteo 3:15 y Hechos 20:28.

Llego a México procedente de los estados unidos y se constituyo en el año de 1920 en el estado de Saltillo y posteriormente se ubico en la Ciudad de México, en el el Callejón 5 de Mayo del Centro Histórico de la Ciudad de México.

En la la localidad de San Pablo Tecalco, se estableció, gracias a la donación y colaboración del Hno. Miguel Hernandez, Fundador del Templo ahora llamado «Sinaí II», aunque aun principio no pertenecía a la doctrina de la Iglesia; gracias a Dios y al trabajo de los misioneros de la iglesia de Dios, llego la doctrina a oídos del Hno. Miguel Hernández quíen la abrazaría al notar que se guardaban la ley de Dios y que verdaderamente estaba mucho más apegado a una verdadera forma de vida cristiana.

En la actualidad seguimos asociados a la Conferencia General de la Iglesia de Dios, y ha sido  muy importante la labor social y comunitaria que se lleva a cabo en este lugar. Ya que  tenemos como objetivo primordial de brindar un marco comunitario de pertenencia para todos sus miembros, donde encuentren:

  • Espacios de trabajo, expresión y realización dentro de su comunidad, para su desarrollo integral con el fin de servir al interior y al exterior de la comunidad.
  • Un espacio abierto para materializar sus ideas y proyectos, dentro de un marco institucional en el que se identifiquen y al cual  pertenezcan.