Todas las entradas de: Diac. Elías Velasco

Acerca de Diac. Elías Velasco

Diacono de la iglesia de Dios, pastor de la localidad y asesor regional juvenil, tambien ha colaborado en la coordinación de la región hidalgo.

Mujeres Virtuosas

“MUJER VIRTUOSA, ¿Quién LA HALLARA?…
Proverbios 31:10
El calificativo de virtuoso (a) se refiere a la disposición constante que nos incita o nos motiva a obrar bien y evitar el mal. En este caso podemos decir que una mujer virtuosa es aquella que tiene esta cualidad y que la ejerce por una serie de hechos que precisamente la catalogan para poseer esta característica.
En el principio Dios creo al hombre a imagen y semejanza suya y “dijo Jehová Dios. No es bueno que el hombre este solo, le hare ayuda idónea para el” (Genesis 2:18) Debido a ello… “Dios hizo caer sueño profundo a Adán, y mientras dormía, tomo una de sus costillas. y de la costilla, hizo a la mujer y la trajo al hombre” (Genesis 18:21-22)
En las sagradas escrituras encontramos innumerables historias y ejemplos de grandes hombres que se consagraron al servicio de Dios (Abraham, Isaac, Jacob, Daniel, etc.) Pero: ¿Qué hay de aquellas grandes mujeres que también acataron a su mandato o hicieron cosas en beneficio de su obra?
He aquí unos claros ejemplos:

 EVA: Fue la primera mujer sobre la tierra. Dios la constituyo como ayuda idónea para Adan.
 SARA: “Po la fe también la misma Sara siendo estéril, recibió fuerza para concebir y dio a luz a un fuera del tempo de edad, porque creyó que fiel quien lo había prometido” (Hebreos 11:11)
 REBECA: Por señal de Dios fue considerada ayuda idónea para Isaac, cuando Abraham mando a su criado para buscar esposa para su hijo.
 DEBORA: Fue profetiza, gobernó a Israel, acostumbraba sentarse bajo una palmera y los hijos de Israel subían con ella a juicio. Aconsejo a Barac, para poder derrotar a Sisara quien había oprimido con crueldad a los hijos de Israel.
 JAEL: Fue mujer de Heber ceneo, el rey Sisara huyo al pie de su tienda, ella lo invito a pasar, lo cubrió con una manta, él le pidió agua y a cambio le dio leche este estando cansado se durmió, y ella valientemente lo mato al tomar una estaca y encajarla en sus sienes (Jueces 4.17-22)
 RUTH: Fue nuera de Noemi, y a pesar de quedar viuda, no se aparto de sus suegra por el gran amor que le tenía, se casó después con Booz y fue la bisabuela de David”
 ANA: Fue la madre de Samuel desde muy pequeño lo consagro al servicio a Dios, como promesa de haberlo concebido, debido a que era estéril.
 ELIZABETH: Era justa delante de Dios y andaba irreprensible en todos los mandamientos y ordenanzas del señor (Lucas 1:6). Por su fe siendo estéril pudo concebir y dio a luz a Juan el Bautista.
 FEBE: Fue diaconisa de la iglesia de Cencrea, ayudo mucho a la Iglesia y aun al apóstol Pablo (Rom. 16:1-2)
 EUNICE Y LOIDA: Mujeres de grande fe, madre y abuela de Timoteo respectivamente, Eunice era judía creyente y a pesar de que el padre de Timoteo era griego, lo instruyo en el camino del Señor.
Estos son tan solo algunos ejemplos de mujeres virtuosas, pero podríamos seguir enumerando un sinfín de casos más, creo que con estos son basta para darnos cuenta, de que realmente la mujer también ha jugado un papel determinante en las sagradas escrituras, algunas acompañando a aquellos grandes hombres llamados por Dios para hacer grandes proezas.
Es aquí donde nosotras debemos de tomar nuestro papel y ver que lo que realmente nos conviene. Si queremos ser mujeres virtuosas es necesario que acatemos a lo que Dios nos ha dejado en su palabra y tomar en cuentas esos ejemplos en nuestra vida diaria, para obtener también grandes beneficios.
Que grato seria que pudiéramos adjudicarnos lo que dicen algunos pasajes de la Biblia relativos a la mujer como Proverbios 31:10-31 donde vemos como el rey Salomón elogia a la mujer, pero no cualquier mujer, sino que habla exclusivamente de una mujer con el calificativo de “virtuosa” Tomemos en cuenta el verso 30:
“Engañosa es la gracia, y vana la hermosura: La mujer que teme a Jehová, esa será alabada”.

  ¡PAZ A VOSOTROS!
SALUDO QUE NOS DA IDENTIDAD

Uno de los principales ordenamientos que de dios recibió el pueblo de Israel, fue que se distinguieran por ser un pueblo singular entre todas las naciones; para ello era necesario mantenerse al margen de cualquier tipo de idolatría, pero sobre todo abstenerse de imitar los usos y costumbres de aquellas gentes a las cuales Dios había desechado y por medio de Israel recibieron su castigo, al ser desterradas de donde vivían; pero Israel no cumplió.

Es así como ese mismo requerimiento, pasa del Pueblo de Israel a La IGLESIA DE DIOS, en el margen de un nuevo pacto con el pueblo de Dios, en el margen de un nuevo Pacto con el Pueblo de Dios; por ello el Apóstol Pedro dice: “Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, gente santa, pueblo adquirido, para que anunciéis las virtudes de Aquel que os ha llamado de las tinieblas a su luz admirable” (1ª de Pedro 2;1)

En razón de lo anterior, es responsabilidad de la Iglesia, trabajar afanosamente para dar cumplimiento al requerimiento de Dios, de ser un pueblo singular, único entre todos los pueblos, a grado tal que como el Señor estableció “…Porque esta es vuestra sabiduría y vuestra inteligencia en ojos de los pueblos”, y aun los mismos gentiles dirán, “Ciertamente pueblo sabio y entendido, gente grande es esta” (Deuteronomio 4:6-9)

Es por ello que surgen en la iglesia, creencias, usos y costumbres, derivados de las leyes, estatutos y mandamientos de Dios, que caracterizan a la Iglesia, que la distinguen, que identifican; entre los cuales están:

La observancia del sábado, como día de reposo; El cumplimiento de la ley de la Alimentación (por lo cual nos abstenemos a comer carnes o alimentos inmundos); El creer que es la tierra y no el cielo, la recompensa de los justos; que el nacimiento de Cristo no fue en diciembre, así como la no celebración de la navidad; La muerte del Señor Jesus en día miércoles y su resurrección en sábado, etcétera.

Cada uno de los señalamientos anteriores, constituye un conjunto de circunstancias que determinan quien y que es una persona y que la diferencian de las demás; a lo cual el diccionario define como IDENTIDAD. Dentro de este contexto de identidad en la Iglesia, existe un punto, que no obstante tener su relevancia, se esta perdiendo en la membresía su uso y aplicación, me refiero al saludo.

Saludar:   “PAZ A VOSOTROS”, es dar continuidad a las buenas costumbres que se han tenido entre los hijos de Dios desde tiempos muy remotos; así saludo Jehová a Gedeón (jueces 6:23); y en Genesis 43:23, DICE QUE ASI FUERON SALUDADOS LOS HERMANOS DE JOSE. Pero lo mas sobresaliente e importante, es que el mismo Señor Jesus, saludo así a sus discípulos: “Y entre tanto que ellos hablaban estas cosas, El se puso en medio de ellos, y les dijo: PAZ A VOSOTROS” (LUCAS 24:36

Es importante señalar que no solamente el Señor y Maestro hizo uso de este saludo, sino que también ordeno a sus discípulos saludar con la Paz; veamos Mateo 10:5-13, que dice: “ A estos doce envió Jesus, a los cuales dio mandamiento , diciendo: Por el camino de los Gentiles no iréis, y en ciudad de Samaritanos no entréis; Mas id antes a las ovejas perdidas de la casa de Israel…Predicad…El reino de los cielos se ha acercado…Sanad a los enfermos…Echad fuera demonios…No aprestéis oro…En vuestras bolsas; Ni alforja para el camino…Mas en cualquier ciudad o aldea donde entrareis, investigad quien sea en ella digno, y reposa allí…Y entrando en la casa saludadla. Y si la casa fuera digna, vuestra paz vendrá sobre ella; mas si no fuere digna, vuestra paz se volverá a vosotros”.

Una base bíblica más, la tenemos en el Apóstol Pablo, quien en sus mayoría de sus cartas, usa como salutación y aunque como una característica personal usa el término “Gracia” después añade “y Paz de Dios Padre y del Señor Jesucristo” (Romanos 1:7; 1ª Corintios 1:2,3; 2ª Corintios 1:1-2; Gálatas 1:2-3; Efecios 1:1-2; Filipenses 1:1-2; Colosenses 1:1-2; 1ª Tesalonicenses 1:1; 2ª Tesalonicenses 1:1-2; Filemón 1:1-3) en las siguientes cartas, además de decir gracia y paz añade la palabra “misericordia”: 1ª Timoteo 1:1-2; 2ª Timoteo 1:1-2; Tito 1:4).

El saludo: ¡PAZ A VOS! Es más que un simple formulismo, ya que en él va implícito el deseo que la paz que Dios nos da y que sentimos, la transmitamos a quien saludamos, la cual, como dijo Cristo Jesus, no es la paz que el mundo da (Juan 14:27). Tampoco necesitamos decir: que la pases bien o que tengas un buen día”, ni mucho menos.

El saludo: “QUE DIOS TE BENDIGA”, se ha hecho común en el ámbito evangélico, el cual, aunque pudiera considerarse lógico, no tiene soporte bíblico para ser usado en la iglesia de Dios, y que con su uso, estamos originando la perdida de una identidad muy importante de la Iglesia; sin que esto, se tenga que ver como la conservación de una tradición, sino mas bien como un sello distintivo de nuestra iglesia, pues difícilmente encontraremos a personas o congregaciones fuera de la Iglesia de Dios, que se saluden entre si de esta manera; por esto mismo, si cuidamos y preservamos nuestro característico saludo de PAZ A VOSOTROS O PAZ A VOS( vos, como apocope de vosotros) y lo decimos al encontrar a algún hermano, o también cuando nos despedimos, estaremos manifestando con un uso, que aun en la forma de saludarnos, somos diferentes a las demás gentes, y para nuestro Dios, seguiremos siendo un pueblo singular, con usos y costumbres apegadas a su palabra.

La expresión: ¡Que Dios te bendiga!, Como saludo o simple manifestación de un buen deseo hacia nuestro prójimo, no solamente es una costumbre común en el ámbito “religioso”, también es la frecuente expresión de locutores en los medios de comunicación o personajes del medio artístico.

Aunque hay quienes argumentan que al decir “que Dios te bendiga”, no se esta impartiendo una bendición, sino sencillamente se esta deseando o implorando que Dios le bendiga. Aun bajo este concepto, no se esta procediendo conforme a la palabra de Dios, y si, por el contrario, se esta adoptando en una costumbre gentil.

Tema tomado del: Heraldo de la Biblia 2015

Escrito por el hermano Ministro Eli Ortiz Fuentes